sábado, 21 de junio de 2014

Cuento para niños narrado por los indígenas wounaan/Children's tale narrated by indigenous Wounaan

                                           LA RANA Y EL VENADO
Una vez la rana y el venado se encontraron, entonces el venado dijo: Oye Rana, usted es muy lento, y la rana le respondió al venado: ¿usted por qué me dice eso? Si quiere vamos a correr para saber quién es más rápido. Y buscaron un camino que saliera al mar.
Entonces la rana llamó a las otras ranas y los fue colocando uno tras otro en el camino. Cuando estaban para empezar a correr, el venado le dijo a la rana: ¡corra! Enseguida la rana se fue dando brinquitos y detrás corrió el venado velozmente y cuando llegaba a una curva del camino el venado preguntaba: ¿Oye rana dónde estás? Y la rana que allí estaba respondía, aquí voy; el venado continuaba corriendo y en la otra curva preguntaba: ¿Oye rana dónde estás? Y él de allí respondía, aquí voy; el venado corría y corría haciendo la misma pregunta y recibiendo la misma respuesta, al llegar al mar, extenuado y con la lengua afuera del calor se tiró como pudo a tomar agua y preguntó nuevamente : ¿Rana dónde estás? Y la rana de turno salió del fondo del río y respondió, yo llegué primero, entonces el venado dijo: usted de verdad tiene unas patas muy fuertes, y en seguida murió.
                              __________________________________

                                      THE FROG AND THE DEER
Once the frog and found the deer, then the deer said: Hey Frog, you are very slow, and the deer frog answered: why you say that? If we want to run to see who is faster. And they sought a way out to sea.
Then called the Frog and other frogs were placed one after another on the way. When they were to start running, the deer told the Frog: run! Then the frog was bouncing and giving the deer ran back quickly and when it came to a bend in the road the deer asked: Hey Frog where are you? And the frog was there answered, here I go; the deer continued to run and the other curve wondering: Hey Frog where are you? And I answered it there, here I go; the deer ran and ran asking the same question and receiving the same answer, to reach the sea, exhausted and tongue pulled out of the heat as he could drink water and asked again: Frog where are you? And the frog turn left the river bottom and said, I came first, then the deer said: You really have very strong legs, and then died.
Publicar un comentario